sábado, 10 de septiembre de 2011

La vaca lechera

Para Mati y Antonio

La vaca lechera

Tengo una vaca lechera

Estamos en plena temporada taurina aunque ya en la recta final, por lo que hace mucho tiempo no hablamos de Flamenco en este blog.

Venimos comentando lo que hacen y lo que no hacen José Tomás y demás coletudos de nuestra época. Todo muy trascendente, porque el toreo es un juego de vida y muerte.

 

toros-rr-muerte-de-un-picador-francisco-de-goya-1794-museum-syindicate

La muerte de un picador (1754) Francisco de Goya.

Cuando hemos tocado el cante también hemos mantenido un nivel de seriedad importante, siquiera aquí hemos procurado acercarlo a los aficionados menos avezados eligiendo palos y fórmulas más “asequibles” y obviando los cantes más duros (salvo las necesarias e imprescindibles excepciones).

Pero no todo puede ser seriedad. También en la razón incorpórea tiene que tener cabida (como en el flamenco y en la vida) la broma e, incluso, su poquito de “katxondeo” (que así escrito suena más fino).

 

Juerga flamenca en la feria (1854)

Juerga flamenca en la feria (1854) de Manuel Rodríguez de Guzmán

En esa línea, vamos a escuchar una bulería muy en boga en los años 40, “La vaca lechera”, interpretada por el cantaor de Olvera, Enrique Orozco, que está acompañado a la guitarra por Paco Aguilera. Espero que provoque alguna sonrisa. Merece la pena.

Orozco

Enrique Orozco, nació en Olvera en 1912. Era descendiente de Tobalo el de Ronda (el del polo Tobalo), su único antecedente flamenco familiar. Aprendió los cantes en la Alameda de Hércules (verdadera academia del flamenco) pues vivió en Sevilla desde muy niño. Le descubrió con 16 años el guitarrista Pepe el de la flamenca, según  nos cuenta Bohórquez en la Gazapera.

Orozco-Montoya-Manolo el Sevillano

Orozco paseando con Ramón Montoya y Manolo el Sevillano (fotografía del blog la Gazapera)

La Guerra Civil paró en seco su carrera, luego sobrevivió de las fiestas y en giras con cantaores de fama. Tenía una bonita voz. Dominaba los estilos mineros. Ganó la Lámpara Minera de la Unión en 1962. También destacaba por bulerías y fandangos.

Murió en 2004, con 92 años. No tuvo (como tantos y tantos cantaores) el reconocimiento que merecía.

 

Grandes Clasicos Orozco-Abadia-Peluso

Portada del volumen nº 27 de la Colección Grandes Clásicos del cante flamenco.

 

La vaca lechera (bulerías)

Enrique Orozco-Guitarra: paco Aguilera

Tengo una vaca lechera,

no es una vaca cualquiera,

me da leche merengada,

¡ay que vaca tan salada!

tolón, tolón,

tilín, tilín.

 

Un cencerro le he comprado

y a mi vaca le ha gustado.

Se pasea por el prado,

mata moscas con el rabo,

tilín, tilín,

tolón, tolón.

 

Qué felices viviremos

cuando vuelvas a mi lado,

con tus besos,

con sus quesos,

los tres juntos ¡qué ilusión!

 

¡Mi vaquita, mi vaquitaaaa!

No hay comentarios: